Reinventarse

Reinventarse

Reinventarse. Este era el título de la sección del programa Aragón en Abierto para el que me llamaron la semana pasada interesados en hacerme una entrevista. Todavía estoy asimilando la experiencia vivida y todo el apoyo que me han mostrado amigos, conocidos y desconocidos. Lo cierto es, que el paso por Aragón Televisión ha hecho que sea mucho más consciente de dónde estoy y el camino que he recorrido para llegar hasta aquí.

No es fácil reinventarse, te asaltan mil dudas, pero sin duda, encontrar aquello que te apasiona y con lo que vibras, merece la pena.

Lo cierto es que no había sido consciente de que a mi camino se le podía llamar reinventarse hasta que me llamó Ana de Aragón en Abierto y me dijo, «he leído tu historia en tu página web y me gustaría que vinieras al plató a contarnos cómo te has reinventado». Y en ese momento, aunque mi cuerpo decía que no, y sentía una gran vergüenza, me sorprendí diciendo, «claro, ¿cuándo es?».

Y entonces comencé a pensar en cómo había llegado a ser coach, en qué decisiones me habían ido empujando  a buscar otros caminos, a seguir formándome, a perseguir ese algo que me faltaba y que no sabía cómo explicar. Comencé estudiando ingeniería técnica electrónica, hice unas prácticas en un departamento técnico, y tras las prácticas, decidí hacer un máster de marketing y comunicación de empresa. Y así empecé a hacer prácticas en un departamento de marketing en el que me quedé 10 años.

Sin embargo, la maternidad me dio un extra de energía que me hizo buscar de nuevo y así llegué a la formación de coaching, esperando encontrar herramientas para ser mejor madre y a progresar laboralmente. Pero lo que no sabía cuando comencé la formación es que me iba a enamorar del coaching y que acabaría reinventándome.

Mi historia no es diferente a la historia de muchas mamás que se reinventan cada día. Cuando eres mamá, o papá, toca reinventarse a todas horas, cuando hay que contar cuentos, cuando hay que inventarse historias, reinventarse cuando estás agotada y te pasas la noche en urgencias, reinventarse cuando se caen, reinventarse cuando explicas porqué la luna se esconde por el día o cómo funciona un secador.

Para mí, reinventarse es parte de la esencia de ser madre. Porque ser madre es mucho más.

0 Comments

Leave a Comment